Cercar en aquest blog

dilluns, 19 de març de 2012

Competencia lectora: Decálogo

Navegant per  la pàgina de "Leer.es", he trobat aquest decàleg sobre la competència lectora d'Emilio Zayas, professor de Llengua y Literatura a l' IES Isabel de Villena, Valencia, que m'ha semblat prou interesant per compartir-lo.


1. Haz de la lectura y la escritura el principal medio para el aprendizaje

2. Establece siempre los objetivos de la lectura de cualquier texto: por qué se va a leer el texto, para qué va a servir su lectura…

3. Diversifica los objetivos de la lectura:
  • Para despertar interés por los nuevos conocimientos.
  • Para introducir conocimientos nuevos.
  • Para ampliar conocimientos ya realizados.
  • Para debatir sobre lo que se va leer, para tomar el texto como modelo.
  • Etc.
4. Diversifica las clases de textos, de modo que se puedan desarrollar diferentes estrategias de lectura (leer es un verbo transitivo):
  • Textos de divulgación, periodísticos, literarios.
  • Textos continuos y discontinuos.
  • Textos multimodales.
5. Acompaña a los alumnos en la lectura, de modo que puedas ayudarles:
  • A identificar –con la ayuda de representaciones gráficas y otros medios- los marcadores de cohesión y los patrones organizativos, que muestran las relaciones entre las ideas, etc.
  • A inferir los significados que el texto no contiene de forma explícita.
6. Ayuda a los alumnos a comprender y a usar el lenguaje específico de un campo de conocimiento determinado: no sólo la terminología, sino  los patrones sintácticos en los que estos términos intervienen.
7. Redacta  los cuestionarios según los objetivos que asignen a  la lectura:
  • Para planificar la lectura: objetivos, conocimientos previos, motivación…
  • Para procesar la información: buscar, seleccionar, analizar, relacionar, comparar, clasificar, predecir…
  • Para comprobar que se ha entendido el texto: esquematizar, sintetizar, valorar, aplicar…
8. Usa fuentes e información disponibles en Internet (bibliotecas virtuales, prensa digital, portales institucionales, etc.), de modo que puedas ayudar a tus alumnos a navegar de acuerdo con objetivos, a valorar la relevancia y la fiabilidad de la información.

9. Usa adecuadamente el libro de texto: no pretendas  utilizarlo para desarrollar estrategias de lectura, está pensado más para la memorización que para la interpretación. Pero puede servir  para estructurar conocimientos tras el manejo de otras fuentes.

10. Integra las actividades de lectura y de escritura. Leer para escribir proporciona motivos para la lectura; escribir ayuda a reflexionar sobre los textos que sirven de fuente de información y de modelo de género discursivo.