Cercar en aquest blog

dilluns, 9 de gener de 2012

101 ideas para 2012

S'han acabat els dies de vacances i tornem a l'escola amb un nou any. Com l'any passat en el blog de l'Enrique Benimeli proposa unes quantes idees per millorar, ho intentarem!!!.

Bon inici de trimestre



  1. Organízate. GTD, ZTD, el más complejo o el más sencillo de los sistemas. Todos deberíamos utilizar algún método para mejorar nuestra organización personal.
  2. Revisa tu trabajo. De vez en cuando, analiza tu trabajo de forma más amplia y global. Conviene hacer al menos un revisión diaria, una semanal y una trimestral.
  3. Organiza tus lecturas. El número de libros que leemos en nuestra vida es limitado; los que leemos en un año más todavía. Con ellos aprendemos, disfrutamos, nos emocionamos, reflexionamos, … Selecciona bien qué leerás en 2012.
  4. Ordena tu vida digital. Copia tus datos digitales. Archivos del trabajo, documentos personales en formato digital, fotografías, todos los artículos en tu blog, etc. Demasiada información valiosa que podría perderse si no la organizamos correctamente y hacemos una copia de seguridad a tiempo.
  5. Organiza tus recuerdos. Con la aparición de cámaras digitales en nuestras vidas, hemos ido acumulando miles de fotografías en formato digital. Es momento de revelar algunas y organizar al resto de recuerdos.
  6. Termina lo que empiezas. En la medida de lo posible, termina todas tus tareas pendientes e identifica y organiza las siguientes acciones. No las pospongas eternamente.
  7. Revisa tu correo. Y deja tu bandeja de entrada a cero. Lee todo tu correo electrónico pendiente. Aprovecha para cerrar este año las cuentas de email que no utilices.
  8. Cancela suscripciones. A lo largo de este año habrás ido acumulando decenas o cientos de suscripciones a página web. Organiza y establece grupos de lecturas, por ejemplo, por niveles de prioridad. Seguro que puedes eliminar gran parte de tus suscripciones; por ejemplo: un 70%.
  9. Dona y recicla. Decide qué donar o reciclar. Seguro que hay muchas cosas en casa que no necesitas.
  10. Revisa tu presencia en Internet. Pon al día tus redes sociales o sencillamente cancela tus cuentas. ¿Realmente necesitas estar en todas ellas? Si es así, entonces actualiza tus perfiles y úsalas. ¿En cuántos servicios de Internet te has dado de alta? Revisa y cancela.
  11. Menos TV. Reduce el tiempo de TV. Un buen comienzo puede ser no encenderla durante un tiempo. El siguiente paso, deshacerte de ella.
  12. Menos redes sociales. A lo largo del día pueden aparecer muchas distracciones en forma de redes sociales que no nos dejan hacer nuestro trabajo como deberíamos. Empieza a reducir el tiempo que pasas en ellas, o mejor incluso, elimina alguna.
  13. Reserva espacios de tiempo. Define bloques de tiempo para algunas actividades. Estudiar un nuevo idioma o escribir un blog, son actividades para las no siempre encontramos tiempo. La única forma de lograrlo es establecer un horario fijo en tu agenda para cada una de ellas.
  14. Planifica el ejercicio físico. No improvises tus salidas a correr o tus horas en el gimnasio. Intenta crear siempre una rutina para el ejercicio físico.
  15. Revisa tus contactos. Elimina de tu lista de contactos los números de teléfono o emails de personas a los que nunca llamarás. Si alguna vez necesitas retomar el contacto, encontrarás el modo de hacerlo.
  16. Abre un blog. O simplemente escribe algo cada día. Empieza a escribir un blog personal o sobre algún tema que te interese. Es una experiencia muy recomendable y… ¡es gratis! Si ya tienes uno te animo a mejorar el diseño de tus páginas. Intenta sorprender este año a tus lectores con un nuevo “look”.
  17. Mantén vivo tu CV. No importa que no estés buscando trabajo. Probablemente habrá algunos cursos que hayas impartido o recibido y que deberías añadir a tu curriculum vitae.
  18. Regala sin motivo. Sorprende a alguien de vez en cuando regalándole algo sin motivo.
  19. Deshazte de algo cada día. Tira o dona una cosa cada día durante las próximas semanas. Aplica la regla entra/sale. Cuando algo entre en tu casa, algo tiene que salir. Es una buena forma de combatir el desorden y el mejor método para no acumular cosas que probablemente no necesitas.
  20. Madruga. No hay nada más productivo que disponer de al menos una hora por la mañana antes de empezar la jornada laboral. Es cuestión de hábito. Practica.
  21. Organiza tus “papeles”. Si todavía no te has pasado al “lado digital”, organiza todas esas facturas, cartas, notificaciones, etc.
  22. Reduce el papel en tu vida. Pásate a la factura electrónica. Probablemente tu banco te ha ofrecido la opción de recibir todas las notificaciones en formato digital.
  23. Desentierra ese proyecto. Seguro que hay algún proyecto personal que has ido abandonando con el tiempo. Quizá 2012 sea el año para retomarlo.
  24. Delega. Si puedes hacerlo, delega alguna de tus tareas o sencillamente aprende de una vez a decir que no.
  25. Evita la procrastinación. Hay muchas formas de evitar posponer continuamente las tareas. Internet está plagado de buenos consejos para combatirla.
  26. Abre una cuenta en Twitter. El microblogging no es sólo decir que estás haciendo en cada momento. Con él puedes preguntar, aprender, opinar, etc.
  27. Prioriza. Encontrar tiempo para las cosas importantes en ocasiones no es fácil. Define tus prioridades.
  28. Ordena cajones y armarios. Saca todo lo que tengas en ellos y vuelve a meter en ellos de forma ordenada lo que realmente necesitas que esté allí. Es una forma efectiva de combatir del desorden.
  29. Pásate a la agenda digital. Aunque cueste desprenderse de la agenda de papel tradicional, el cambio al modo digital merece la pena.
  30. Si no lo usas, no lo compres. Este año, cada vez que vayas a comprar algo, piensa antes durante un minuto si realmente es imprescindible. Necesitas menos de lo que crees.
  31. Mantén limpio y ordenado. Mantener limpio en lugar de limpiar durante horas es cuestión de hábito. Ten siempre presente el lema “clean as you go” (algo así como limpiar sobre la marcha).
  32. Controla tus posesiones. No pretendo que participes en el reto de vivir sólo con 100 objetos, pero hacer un pequeño inventario puede ayudar. Al menos conviene tener un mínimo control de lo que poseemos.
  33. Bebe menos café. ¿Uno a primera hora, otro a media mañana, después de comer y por la tarde? Empieza quedándote con uno al día. Y lee “7 Food Hacks to Stay Alert Without Caffeine”.
  34. Cocina en casa. Bien para llevar al trabajo, o si tienes la opción de ir a comer a casa, cocina al menos una vez al día. Además, no improvises lo que vayas a cocinar. Planifica los menús para conseguir una dieta más equilibrada.
  35. Usa software libre. Instala Linux. Ubuntu es el sistema operativo que recomiendo. Instala software libre en tu ordenador.
  36. Tus 15 minutos al día. El estrés diario en el trabajo y en casa, en ocasiones no nos dejan unos pocos minutos a solas para pensar. Encuéntralos cada día. Reserva un tiempo para pensar.
  37. Dona libros. Regala los libros que ya hayas terminado o bien utiliza conocidos servicios en Internet para conseguir algún dinero por ellos.
  38. Suscríbete a este blog. A mi blog personal o a Esfera TIC, un blog sobre educación y TIC. Utiliza el modo de suscripción RSS para seguir los artículos de los blogs.
  39. Comparte tus 101 ideas. Elaborar una lista de “Cosas que puede empezar a hacer en 2012”, incluso menos extensa, puede ser una buena forma de pensar en proyectos para este año.
  40. Haz. En lugar de hacer listas de cosas, hazlas. Sé proactivo. Es una de las claves para tener éxito en cada una de tus tareas.
  41. Al restaurante sin móvil. ¿Cenas fuera con amigos? Apaga tu móvil. Dedica toda tu atención a las personas con las que compartes ese momento.
  42. Cuídate. Algo que nos dicen como frase hecha en muchas ocasiones, y que sin embargo no siempre hacemos. Siempre hay consejos que son de sentido común, como dejar de comer comida basura o hacer un poco de ejercicio físico.
  43. Lee más. ¿Un libro al mes? No es mucho. Debes saber que para terminar un libro de 300 páginas al mes, sólo debes leer 10 páginas al día; apenas unos minutos. No hay excusas. Y si eres de los que cuenta las páginas, deja de hacerlo ya.
  44. ¡Escápate!. Haz algún viaje fuera de tu país al menos una vez este año. Si no viajas por cuestión de dinero, si se planifica con tiempo la salida, hay vuelos baratos con algunas aerolíneas. Si no viajas por cuestión de tiempo, hay destinos de fin de semana que merecen la pena.
  45. Ciao! Empieza con un nuevo idioma. Aprender una nueva lengua siempre es una experiencia positiva. Conocer algunas frases en otros idiomas es muy útil cuando sales de viaje.
  46. Vence alguna manía. Empieza por poner solución a esas pequeñas manías o fobias, antes de pasar a enfrentarte a las grandes fobias (arañas, volar, …).
  47. Lee sobre productividad. Se han publicado muchos libros que tratan la organización personal: Getting Things Done (David Allen), Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva (Stephen R. Covey), Gestiona mejor tu vida (A. Pena), La semana laboral de 4 horas (T. Ferris), etc. Puedes también buscar blogs en Internet que abordan el tema.
  48. Ejerce de maestro. Enseña algo a alguien. Seguro que sabes hacer algo que algún amigo puede aprender.
  49. Toca un instrumento. No hace falta que empieces con la música de forma profesional. Con un poco de empeño y alguna ayuda de algún amigo, puedes conseguir tocar algunos acordes con la guitarra, el piano o algo de percusión.
  50. Re-aprende. Vuelve a aprender algo de antiguas asignaturas. Encuentra algunos apuntes de matemáticas o de historia, de primaria, secundaria o de tu paso por la Universidad. Comprobarás qué poco cuesta volver a aprender cómo se resuelve una raíz cuadrada o algo de historia de tu entorno. Puede ser divertido.
  51. Cocina algo nuevo. Internet está lleno de buenas ideas y de fantásticos blogs sobre gastronomía. Lee semanalmente alguno de ellos, selecciona una receta para cada mes e intenta mejorarla hasta final de año. Serás experto en 12 platos para 2012.
  52. 8 horas de sueño. Fundamental para empezar el día con energía y llevar a cabo todas las tareas que tienes por delante.
  53. Crea una lista de deseos. Confecciona una “wish list” en alguna tienda online o en tu propio blog. Hazla pública. Será de gran ayuda para los que no saben que regalarte. Y quizá te lleves más de una sorpresa.
  54. ¡Fórmate! Asiste a algún curso de formación, bien online o presencial. Existe una amplia oferta en Internet de cursos y seminarios de formación.
  55. Prepara un buen desayuno. Hay cientos de alternativas a la combinación de café y tostadas. En la Red encontrarás algunas sabrosas, saludables y fáciles de preparar.
  56. Un cumpleaños especial . Organiza este año algo completamente distinto para la celebración de tu cumpleaños; o deja que tus amigos te sorprendan, déjalo en sus manos.
  57. Practica un nuevo deporte. Prueba con algún deporte nuevo, alguno en equipo si es posible.
  58. Reencuéntrate con alguien. Seguro que hay algún amigo a quien no ves desde hace años. Seguramente puedas dar con él en alguna red social.
  59. Construye algo. Haz algo con tus propias manos. Organiza algún proyecto de bricolaje o alguna actividad de taller con tus hijos o alumnos.
  60. Camina. Anda al menos 10000 pasos cada día (5 Km.). Deja el ascensor, utiliza las escaleras. Compra un podómetro
  61. 1 día, 1 palabra. Aprende una palabra nueva cada día. En tu idioma: mano al diccionario.
  62. Estimula tu mente. Cálculo mental, reflejos, coordinación, memoria, etc. Practica con juegos para mantener tu mente despierta.
  63. Deja de quejarte. Deja de comportarte como un niño pequeño e intenta no quejarte durante los próximos 30 días. Ejercicio recomendable donde los haya.
  64. Ayuda a los demás. Dedica un día al servicio de los demás. Sólo un día al año, no es mucho pedir, y además existen muchas formas de ayudar a otros.
  65. Anota lo que aprendes. Haz una lista de las cosas que vas aprendiendo este año. Elaborar una lista con lo que vas aprendiendo te servirá para hacer balance al terminar el año.
  66. Come más verde. Come más verdura y fruta. Hay muchas razones por las que comer fresco es más sano para ti y para nuestro planeta.
  67. Haz solo una cosa. En cada momento haz sólo una cosa. La multitarea está sobrevalorada.
  68. Construye Internet. Colabora en algún proyecto de contenidos abiertos. Por ejemplo, crea un usuario en Wikipedia y empieza a escribir algo. Créeme, puedes.
  69. Stop! Haz pausas en el trabajo. No pierdas la buena costumbre de hacer pausas entre tareas o cada cierto tiempo. Prueba la técnica Pomodoro.
  70. Sé puntual. Llegar a los sitios a tiempo o incluso antes marca la diferencia entre que todo vaya bien o empezar con el pie izquierdo. Especialmente al ir al trabajo.
  71. Organiza tus proyectos. Convierte grandes proyectos en pequeñas acciones. Fragmentar una tarea compleja en varias más pequeñas y manejables facilita enormemente la labor de terminarla. Los proyectos no se hacen; se hacen las tareas de cada proyecto. Empieza pequeño.
  72. Escucha más, habla menos. Di más hablando menos. En muchas ocaciones más es menos.
  73. Echa el cierre. En la medida de lo posible, intenta cerrar el día en el trabajo. No cargues con documentos que revisar o informes que redactar.
  74. Desconecta. Practica de vez en cuando cualquiera de las formas de desconexión. En una ocasión conte 7 momentos de desconexión digital.
  75. Toma notas. En papel o en formato digital, el mejor de los hábitos es el de registrar en algún sitio tus notas mentales. Moleskine es una opción en papel que me gusta, pero existen alternativas digitales de la que no me puedo desprender ya.
  76. Simplifica. “La simplicidad es la sofisticación definitiva”, decía Leonardo da Vinci. La simplicidad y minimalismo son el mejor punto de partida para una buena organización. No siempre más grande es sinónimo de mejor.
  77. Evita las distracciones. Las hay de todo tipo: sociales, online, interrupciones en el trabajo, etc. Todas ellas se pueden reducir y/o eliminar.
  78. Colabora. Si no puedes involucrarte en una ONG por cuestiones de tiempo, siempre puedes hacer una aportación económica. Infórmate bien sobre la ONG y qué proyectos lleva cabo.
  79. Haz ayuno de información. De vez en cuando practica una “dieta de información”. Tu mente lo agradecerá.
  80. Pide ayuda. A veces, tú solo no puedes.
  81. Ve despacio. Para disfrutar de la vida, hay que vivirla más despacio. No dejes pasar ningún buen momento. Vive al 100%.
  82. Unfriend, unfriend, unfriend. Empieza el año con menos “amistades” virtuales. Puedes empezar eliminando esos contactos a los que no conoces en persona (¿qué hacen ahí?).
  83. Bebe más agua. Al menos 8 vasos todos los días. Unos 2 litros.
  84. Paga a tiempo. Intenta llevar todos tus pagos al día. Deshazte de todas las deudas que puedas. Dormirás mejor.
  85. Apaga el teléfono. El teléfono está para darte un servicio a ti, no a los demás. Devuelve las llamadas si crees que puede ser urgente. Puedes estar tranquilo, si es importante volverán a llamar.
  86. Deja de preocuparte. Dejar de preocuparte por lo que pueda ocurrir, porque todavía no ha sucedido, y probablemente no suceda.
  87. Escucha más música. Descubre y escucha música nueva. Dicen que uno se hace mayor en el momento que deja de renovar su música. No digo más.
  88. Conoce tu ciudad. ¿Saben los turistas más que tú sobre la ciudad en la que vives? No lo permitas. Prepara ya una visita turística a la zona histórica de tu ciudad. No olvides la cámara.
  89. Conoce nueva gente. Vivimos en la rutina de los mismos lugares, las mismas actividades, siempre con las mismas personas. Intenta provocar la situación de conocer nueva gente con gente que conoces.
  90. Ten más paciencia. “La paciencia es la madre de ciencia”. Sé paciente, dejar a la gente hablar, da tiempo a las personas a terminar los que están haciendo. Un minuto más, o uno menos… no importa.
  91. No digas que no sabes. Todos podemos hacer todo; es cuestión de dedicar tiempo a aprender. Empieza a hacer aquello que encomendabas a otros: bricolaje, pintar la casa, jardinería, etc.
  92. Deja de hacer colas. Prueba la administración o la banca online para realizar pagos, transacciones bancarias o acceder a datos de la administración. Infórmate sobre qué servicios están disponibles. Compra un lector de DNI electrónico. Confía en la seguridad de estos sistemas. Si puedes, no hagas más colas.
  93. Dibuja. Todos sabemos, pero en algún momento de nuestra infancia o adolescencia dejamos de hacerlo. Mantén fuerte el músculo de la creatividad. Consejo de Puño en una charla muy recomendable.
  94. ¡Emprende! Lleva a cabo un nuevo proyecto personal. Te aseguro que es toda una inyección de motivación. Desde escribir sobre algún tema en un blog a montar un pequeño negocio, etc. Internet es el medio perfecto.
  95. En V.O. Cambiar este hábito supone al principio un gran esfuerzo, pero no hay nada como ver a los actores hablando en su propio idioma. Es la mejor forma de mantener vivo el aprendizaje de un idioma.
  96. Observa. Hay momentos del día que pasan desapercibidos. Observa y disfruta de cada momento. En ocasiones, con las prisas del día a día, no nos damos cuenta de que alguien cercano necesita algo.
  97. Ponte límites. Aunque a veces nos dicen “¡no te pongas límites!” (entendido como “¡tú puedes!”), para muchas actividades conviene marcarse límites de tiempo, sobre todo para poder atender otras responsabilidades.
  98. No lo hagas perfecto. Sé detallista en tu trabajo, pero no intentes alcanzar la perfección. Ganarás minutos al día.
  99. Valora tu trabajo cada día. Con los tiempos de crisis que corren, aquellos que nos levantamos todas las mañanas para ir a nuestros trabajos, deberíamos valorarlos un poco más. Hazlo cada mañana.
  100. Sonríe. Esta es gratis. Sonríe a alguien que no conoces
  101. Tu idea para 2012.
  Trobat en el blog d'Enrique Benimeli